A mi mujer nunca le apetece

/, comunicación, sexualidad/A mi mujer nunca le apetece

A mi mujer nunca le apetece

La falta de deseo sexual se presenta, cada vez más, a edades que realmente sorprenden y tanto en hombres como en mujeres. Este artículo se podría titular igualmente “A mi marido nunca le apetece”.

Con frecuencia, vienen a la consulta personas que se quejan de que su pareja tiene poco interés por el sexo.

Algunos hombres llegan a pensar que sus mujeres sólo han deseado tener relaciones sexuales para tener hijos y una vez conseguido su objetivo, su inapetencia es más que evidente. Muchos hombres y mujeres, viven con gran abatimiento el poco deseo que suscita en su pareja, siendo motivo de mucho sufrimiento y de baja autoestima.

Una vez descartados los problemas médicos (físicos o psíquicos) que algunas personas puedan sufrir y que es lo primero que se debe examinar, tengo una idea de cuales pueden ser los motivos de la falta de deseo sexual, pero hoy sólo me detendré en un aspecto.

¿Qué es el sexo para ti?

Intenta contestar esta pregunta.

La respuesta no es intrascendente. Detrás de tu concepción de la sexualidad está gran parte de tu filosofía de vida.

¿El sexo es una manera de conseguir placer?
¿Es una necesidad fisiológica?
¿Es un modo de relajarte?
¿Es una compensación a tu vacío afectivo?
¿Una forma de buscar cariño?
¿Es un impulso incontrolable?
¿Es una manifestación de amor?
¿Es un modo de unión con tu cónyuge?

Cuando se separa el sexo del amor, se convierte en algo sin alma. Cuando hay esta disociación, el sexo se busca como la satisfacción de un impulso, de un deseo, como el comer. Y claro, puede llegar a “empachar”. Se puede llagar a producir una saturación del deseo.

Cuando el sexo es una manifestación del amor, no es algo puramente instintivo. Es la necesidad de una unión profunda con quien se ama. El amor pide unión y lleva a la unión, también a la unión corporal. Una unión corporal que lleva a la unión también espiritual y que por tanto no satura. El amor nunca cansa.

Por eso, si tu cónyuge tiene escaso o nulo deseo sexual, piensa: ¿Cómo está mi amor? ¿Cómo le estoy amando? ¿Cómo me preocupa su felicidad? ¿Cómo le cuido? ¿Con qué cosas concretas le estoy demostrando que le quiero en el día a día?

Las relaciones sexuales no siempre son iguales. A veces son más pasionales, a veces más tranquilas. Unas veces son más divertidas, otras más tiernas. Pero nunca, nunca puede faltar el amor. Si únicamente te buscas a ti mismo, esa relación no será motivo de unión sino de distanciamiento. Y lo que más provoca la falta de deseo es sentir lejana a la otra persona.

Cuando tu pareja tenga poco deseo sexual, es el momento de hablar, de conocerse mejor, de darse con generosidad. Es el momento de descubrir la ternura.

Y recuerda que en el sexo, como en los viajes, el disfrute del camino muchas veces es mejor que el destino.

By | 2018-06-03T16:18:18+00:00 enero 29th, 2018|Categories: amor conyugal, comunicación, sexualidad|8 Comments

About the Author:

8 Comments

  1. M Ochoa 1 febrero, 2018 at 6:28 pm - Reply

    As always,I found it very interesting.

    • Terapia de pareja Sevilla 1 febrero, 2018 at 6:35 pm - Reply

      Thank you!
      The important thing is to grow!

  2. Ana 4 febrero, 2018 at 9:48 am - Reply

    Me gusta, pero solo sirve a los que quieren amar, a los comprometidos, a los luchadores, a los que están dispuestos a salir de su zona de confort. La felicidad no llueve. Muchas gracias Marísa, claro, concreto y completo. Reenvío.

    • Terapia de pareja Sevilla 4 febrero, 2018 at 10:07 am - Reply

      En el fondo todos queremos amar ¿no crees?. La pena es que hay algunos a los que nadie les ha enseñado. Es más, hay quien ha aprendido lo contrario, quien ha vivido con falta de amor, con afecto interesado, situaciones de violencia, de manipulación o de egoísmo brutal. El amor se vive como respuesta: un niño, porque es amado, se hace capaz de amar. Creo, sin embargo, que en el camino de la vida siempre hay segundas oportunidades y se trata de responder a ellas. Pero indudablemente hay personas que lo tienen más difícil.
      Ana, estoy totalmente de acuerdo en que la felicidad hay que trabajarla. ¡Gracias de verdad por tu comentario!

  3. Conchita 4 febrero, 2018 at 7:54 pm - Reply

    Gracias Marisa, fantástico artículo “como siempre”. En esto también muchas veces no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos y como todo hay que cuidarlo como bien dices trabajarlo

    • Terapia de pareja Sevilla 4 febrero, 2018 at 8:00 pm - Reply

      Gracias por tu comentario!

  4. Omer 11 febrero, 2018 at 9:13 pm - Reply

    Iím not that much of a online reader to be honest but your blogs really nice, keep it up! I’ll go ahead and bookmark your site to come back later on. Many thanks

    • Terapia de pareja Sevilla 4 marzo, 2018 at 11:23 am - Reply

      Muchas gracias por tu comentario! Te esperamos por aquí.
      Thank you very much for your comment! We wait for you here.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies