¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

La Association of Marriage and Family Therapists de EEUU indica que tres de cada cuatro parejas que acuden a terapia de pareja admiten una mejoría en su relación.

Tengo la experiencia de que desde la primera visita, las personas que acuden a terapia de pareja mejoran su estado de ánimo, incrementan su autoestima y empiezan a recuperar la paz.

Y sin embargo, en nuestro país a diferencia de otros, todavía hay gran resistencia en algunos sectores de la población a acudir a terapia de pareja.

Por algún motivo hay personas que se resisten a dar el paso. Pasan los meses y a veces hasta los años, con un gran sufrimiento por la mala relación con su pareja, por un matrimonio que parece no tener salida, por la imposibilidad de entenderse o sentirse querido o valorado.

Muchas son parejas de dos buenas personas que están cansadas de intentar encontrar una solución. Llevan mucho tiempo luchando para salir de una situación que les hace sufrir. Han intentado todo y están desilusionados, sin esperanza y agotados.

Otras veces, el conformismo o el tópico de que el matrimonio es así, la pasión no dura, el amor no se mantiene en el tiempo, lleva a algunas parejas a mantenerse en una relación insatisfactoria que deriva en vidas paralelas.

Actualmente, sin embargo, la terapia es un recurso cada vez más utilizado porque ya no se ve con tanto estigma. Se está normalizando poco a poco acudir a un psicólogo o a un psiquiatra para problemas de salud mental o para situaciones vitales que no sabemos o no podemos resolver por nosotros mismos.

Debemos dejar de percibir la terapia como algo negativo. La terapia de pareja no supone reconocer el fracaso de nuestra relación de pareja. El problema sería, precisamente, si no buscáramos ayuda para salvarla.

Pero ¿cuándo se debe acudir a terapia de pareja?

Enumeraré algunas situaciones para las que es conveniente pedir ayuda a un Psicólogo especializado en terapia de pareja o a un mediador familiar que valore y defienda la relación.

1.- Problemas de comunicación:

A veces, parece que el otro no entiende lo que queremos decir. Se malinterpretan las palabras y las conductas. No se logra hacer llegar el cariño. Por mucho que se intente, todo molesta o es insuficiente. No paramos de discutir. Aparecen las críticas frecuentes, el desprecio, el sarcasmo, el escepticismo.
Cuando esta situación se alarga, se pasa de tener una actitud defensiva a una actitud evasiva. Es como si se hablara con un mueble. Ya ni siquiera se discute.

2.- Hay una crisis por un problema concreto:

A veces una situación concreta genera problemas en la relación: sentirse desbordado por un hijo, un problema laboral; la intromisión de la familia política; una adicción de uno de los miembros de la pareja; una infidelidad; celos …

3.- La rutina, el malestar, una relación que no es suficientemente satisfactoria, la imposibilidad de manifestar o recibir afecto de uno de los cónyuges, etc.

4.- La acumulación de pequeños o grandes agravios que nos sentimos incapaces de perdonar y nos hacen plantearnos la posibilidad de una ruptura. La incapacidad de recuperar la confianza perdida.

5.- Parejas que valoran su relación y quieren profundizar en su amor, dar un salto de calidad en su relación o perfilar un proyecto de futuro juntos.

En todos estos casos es conveniente pedir ayuda. A veces las parejas tardan mucho en acudir a terapia porque piensan que el tiempo lo arreglará. Pero generalmente, esto no hace más que acumular tensión, frustración y resentimiento.

La terapia de pareja es un recurso que ayuda  a identificar los problemas y salir de la crisis en la que se encuentran. Hace profundizar en el conocimiento propio, de la pareja y de la relación misma y descubrir el valor de la otra persona.

El psicólogo de pareja aporta herramientas que ayudan a resolver el conflicto, evitar errores en la relación, aprender una nueva manera de comunicarse y en definitiva, reencontrarse y recomenzar una relación más madura, satisfactoria y feliz.

Muchas de las parejas que vienen al gabinete, afirman que después de superada la crisis, están mejor que nunca estuvieron.

Merece la pena dar una oportunidad a la relación. Merece la pena darnos una oportunidad a nosotros mismos.

By | 2018-06-03T16:19:08+00:00 septiembre 10th, 2017|Categories: amor conyugal, comunicación, crisis de pareja, matrimonio, terapia de pareja|2 Comments

About the Author:

2 Comments

  1. Michael 27 noviembre, 2017 at 4:21 pm - Reply

    You reported that very well!

    • Terapia de pareja Sevilla 29 noviembre, 2017 at 12:57 pm - Reply

      Thank you very much!

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies