Si tu relación de pareja te importa, si no quieres equivocarte o hacer daño a tu cónyuge o a tus hijos,  pero no tienes claro si merece la pena darle una nueva oportunidad a tu relación,debes pedir orientación a una persona que te ayude a ver con objetividad.

Una relación puede hacer aguas por muchos motivos y hay que discernir si los problemas tienen o no solución.

Acudir a un terapeuta de pareja o asesor, es una buena idea en estos casos.