MEDIACIÓN FAMILIAR EN SEVILLA, EXTREMADURA Y VALENCIA

En la familia, la conducta de cada uno de sus miembros repercute directamente en los demás. Esto puede provocar frecuentes conflictos que es necesario resolver. En ocasiones, la comunicación se hace difícil y llegar a acuerdos es complicado. La mediación familiar genera un espacio de diálogo donde se hace posible la búsqueda de la resolución del conflicto y la mejora de la relación. La mediación es aconsejable entre otros, en los siguientes supuestos: Personas en proceso de separación o divorcio que quieren alcanzar acuerdos sin ocasionar más desgaste a su relación familiar y personal; conflictos entre padres e hijos; conflictos entre hermanos por el cuidado de sus progenitores, herencias, empresa familiar, etc. Conflictos con la familia de origen del cónyuge.

Solicite información sin Compromiso

Podemos ayudarte a tener una relación saludable y feliz