Si te cuesta perdonar, sigue estos pasos

/, crisis de pareja, Sin categoría, terapia de pareja/Si te cuesta perdonar, sigue estos pasos

Si te cuesta perdonar, sigue estos pasos

Perdonar a veces no es fácil, pero siempre es liberador. Si tienes dificultades para perdonar, estas claves te pueden ayudar.

1.- Acepta tus sentimientos.

 

Identifica los sentimientos que el agravio ha provocado. Mira tu interior y pon nombre a lo que sientes: ¿Estás enfadado, confundido, triste? ¿Tienes ira o sentimientos de venganza? ¿Estás humillado, herido o tienes tu autoestima destrozada? ¿Estás asustado?. 

Hablar con alguien te ayudará, pero elige bien en quien depositas tu confianza. Debe ser una persona que comparta tus valores, que sepa escuchar y que quiera tu bien.

2.- Decide que no quieres cargar con ese peso.

 

Elige no vengarte. Salda tu deuda. Opta por abandonar tu posición de víctima. El odio y el resentimiento te hacen daño. Toma la decisión de no dejarte conducir por ellos.

3.- Piensa que no existen seres humanos perfectos.

 

Es propio de la condición humana equivocarse. Cuando tú cometes un fallo, quieres que te den la oportunidad de demostrar que tú eres mejor que el error que has cometido. 

Es bueno rechazar los errores, pero también es bueno disculpar a las personas, mirarlas con benevolencia, no juzgar sus intenciones más profundas ¿Crees que la persona que ha cometido la ofensa era totalmente consciente del daño que te iba a provocar?

Y en cualquier caso, perdonar es poner en juego la humildad y la generosidad. PER-DONAR significa volver a donar, donar completamente. 

Pide a Dios la gracia del perdón. Siéntete perdonado y amado por El. Experimenta la mirada misericordiosa de Dios contigo y pídele mirar a tu ofensor como El le mira.

4.- Sé consciente que perdonar y olvidar no es lo mismo.

 

El olvido necesita del tiempo y del esfuerzo de no alimentar los pensamientos negativos ni el rencor. Cuando los hechos que han ocasionado tu dolor vengan a tu mente, no los cultives, descártalos.

Has decidido perdonar, has saldado la deuda, no permitas que esos recuerdos te quiten la paz. Piensa en algo positivo que te haga sacar de tu cabeza esos miedos que ya no sirven para evitar un peligro, sino para traer tristeza y desasosiego a tu vida. Déjalos ir. Recupera la libertad.

5.- Saca una enseñanza de este suceso doloroso.

 

Si el agravio es importante, queda una cicatriz, no hay duda, pero puede ser un aprendizaje, una ocasión de mejora personal.

Perdonarnos a nosotros mismos es imprescindible para perdonar a los demás. Reconocer nuestros errores, aceptar nuestras limitaciones y mirarnos con cariño, nos libera del pasado y nos capacita para mirar el futuro con esperanza.

By |2018-11-06T09:55:51+00:00noviembre 6th, 2018|Categories: comunicación, crisis de pareja, Sin categoría, terapia de pareja|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies